Los fabricantes de Estepa esperan producir más de 20.000 toneladas de dulces navideños, con un crecimiento de ventas en torno al 5% con respecto a 2014

Septiembre marca tradicionalmente el inicio de la campaña de fabricación de mantecados, polvorones y otros dulces navideños en Estepa. Aunque este año, de forma excepcional, algunas fábricas adelantaron parte de su producción a julio, es ahora en septiembre, cuando echa a andar el motor económico de la localidad y su comarca, con la elaboración de 800.000.000 unidades de toda la variedad de los productos típicos navideños que se fabrican en estas industrias.

La campaña de 2015 arranca con cierto optimismo en el sector, con una previsión de ventas que ronda el 5%, 10% superior a la de 2014 y una producción que rondará las 20.000 toneladas.

Calidad. El sector del mantecado espera en el transcurso de esta campaña que la Comisión Europea apruebe con carácter definitivo la solicitud de la IGP Polvorón de Estepa y su inclusión en el Registro Comunitario de Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas. Esta petición comenzó a tramitarse en el primer trimestre de 2014 al contar con la decisión favorable de la Consejería y como paso previo a la comercialización de los polvorones estepeños bajo este marchamo de calidad.

Este reconocimiento se suma a la ya existente de los mantecados, que data de noviembre de 2011 y que garantiza el cumplimiento de unos requisitos superiores a los exigidos para el resto de productos de la misma clase o variedad. Por ello, elegir los mantecados identificados con este distintivo es garantía de estar disfrutando de un auténtico mantecado, de calidad contrastada.

Origen. Aunque el origen de los polvorones se remonta al siglo XVI según está documentado en el convento de Santa Clara de Estepa, la primera comercializadora de este dulce tal y como lo conocemos hoy es Micaela Ruiz Téllez, ‘La Colchona’, que vivió en la localidad sevillana entre 1824 y 1901.

Info Gastroimedia

Facebooktwittergoogle_plus