La campaña de mantecados y polvorones de Estepa cumple ya el primer mes de producción. En este tiempo, el trabajo se desarrolla con la normalidad esperada. Las previsiones son el mantenimiento de las cifras récord de 2018, con unos 22 millones de kilogramos producidos.

El consejo regulador de las IGPs del Mantecado y el Polvorón de Estepa trabajan también este año en la acreditación en ENAC (Entidad Nacional de Acreditación). Una decisión de las 19 empresas amparadas que apuestan decididamente por la calidad del sector. A través de esta acreditación, se podrá demostrar, en todo momento, la trazabilidad de los procesos productivos. Así se garantiza que todos los procedimientos se realizan con las máximas garantías. Además del cumplimiento de los estándares de calidad internacionales para este tipo de actividad.

Esto se une a los controles que realizan los veedores de la Junta de Andalucía, sin previo aviso, y cuyos resultados son siempre los que marcan el cumplimiento de los Pliegos de Condiciones y, por ende, la pertenencia al consejo regulador.  Así que a la voluntariedad del empresariado de pertenecer a este consejo, se une el cumplimiento de estas auditorías. Todo ello en aras de que nuestros productos sean de la máxima confianza para los consumidores finales.

Mantecados y polvorones en la cultura gastronómica de España

Los mantecados y polvorones de Estepa ya forman parte de la cultura gastronómica de España. Incluso los puedes encontrar en el resto de Europa y en los demás continentes. Pero además, nuestras empresas son un ejemplo de diversificación. Además de estos deliciosos dulces tradicionales, innovan con productos que van desde chocolates de primerísima calidad, a mazapanes, turrones,… y por supuesto, productos sin gluten, sin lactosa, sin azúcar, sin grasas animales,…

Y todo ello en un sector cuya plantilla se compone, en una amplia mayoría, por mujeres desde el comienzo de su historia. Mujeres que ya ocupan responsabilidades que van desde el personal de fábrica a la producción, calidad, recursos humanos, gerencia,…

Un detalle del que nos sentimos especialmente orgullosos es de que el sector del mantecado y el polvorón de Estepa es fundamental en la economía y el empleo de Estepa y su comarca. Y no sólo por el trabajo en fábricas, sino por la industria auxiliar que a nuestro amparo se ha ido creando en la zona.

Facebooktwittergoogle_plus